José Cruz Guillén Peña, mexicano de nacimiento, a temprana edad al observar a su familia, desarrolla el gusto por el grabado de pepita en vidrio, convirtiéndose rápidamente en un verdadero maestro y se independiza muy joven, a partir de ese momento toma su propio camino y comienza a expandir su capacidad. Cuatro décadas de experiencia y su obra misma son la muestra de que este arte tiene aun mucho por expresar.


Es un enamorado de su trabajo; cree en la necesidad de que esta artesanía de grabado a la rueda no se pierda ni se desvirtúe ante la entrada de nuevas tendencias.


No solo se queda con la idea de la pepita en vidrio, pues incursiona en otros estilos y diseños dándole vida a verdaderas obras de arte talladas en vidrio y cristal.


Es tal el sentimiento que manifiesta en sus creaciones que el público nacional y extranjero se maravillan de ver tales creaciones y diseños originales.


La sencillez que tiene José Cruz es tal que el público que lo visita y compra sus artículos se va con entera satisfacción.

José Cruz Guillen
José Cruz Guillen